El Estrés psicológico altera la inmunidad de la piel

Publicado en por Pablo A Canelones Barrios

3331909832_247605ec2c.jpg

Pablo Canelones Barrios

La observación de: enrojecimiento, aumento de la temperatura, picor, resequedad, de la piel a consecuencia del tono emocional ha sido reportada por escritores y científicos,  el  pediatra y psicoanalista R. Spitz, reportaba en 1946, alteraciones de piel en los niños institucionalizados, como manifestaciones iniciales de la depresión anacítica. El desarrollo de la psiconeuroinmunología ha generado nuevos conocimientos sobre los mecanismos y ejes de activación que explican las interacciones existentes entre situaciones cotidianas que generan  estrés,  y las modificaciones de componentes específicos del sistema de defensa que facilitan la presentación de alteraciones cutáneas. En un artículo de revisión publicado en agosto de 2012, en Dermatology Research and Practice por un equipo multidisciplinario, de la Universidad de Texas, encabezado por Jessica M.F.Hall , desarrollan el tema del estrés psicológico y la respuesta inmune cutánea, mediado por la activación del eje HPA y el sistema nervioso simpático en dermatitis atópica y la psoriasis.  

Los autores del trabajo afirman que el estrés psicológico, desencadena una serie de respuestas fisiológicas que puede ser perjudicial si se mantiene en forma crónica, la activación fisiológica del estrés incluye la activación del eje hipotálamo-pituitario-adrenal (HPA) y el sistema nervioso simpático. Los componentes solubles derivados de dichos sistemas (cortisol, catecolaminas y neuropéptidos) pueden tener un impacto en el sistema inmune y facilitar la aparición de enfermedades. La piel proporciona una primera línea de defensa contra muchas agresiones ambientales, incluyendo las psicosociales, ya que un número importante de investigaciones han indicado que la piel es especialmente sensible al estrés psicológico, y muestra evidencia experimental de que los sistemas cutáneos inmune innato y adaptativo se ven afectados por factores de estrés.

Igualmente afirman que, el estrés psicológico puede desencadenar o exacerbar con mediación del sistema inmune trastornos dermatológicos. La comprensión de cómo la actividad del eje sistema nervioso-psique-inmune incide en enfermedades de la piel, como la psoriasis, dermatitis atópica, el prurito, la alopecia, el liquen plano y la rosácea, puede facilitar la coordinación entre las estrategias de tratamiento de dermatólogos y psiquiatras. Aunque los investigadores se centran especialmente en la psoriasis y dermatitis atópica, queda claro que la terapéutica debe ser combinada con estrategias psicológicas como: la relajación, la hipnosis o la psicoterapia.

La lectura del artículo nos llama a la reflexión sobre la importancia de equipar a las personas con técnicas específicas para manejar adecuadamente el estrés, que puedan disminuir la activación fisiológica crónica y de esta forma prevenir la aparición de alteraciones en la piel.

Puede consultar el artículo completo de M.F. Hall y col en este enlace link 

 

TALLER DE TÉCNICAS PSICOBIOLÓGICAS PARA EL MANEJO DEL ESTRÉS

Sábado 1 de diciembre de 2012, Caracas, información e inscripción: 0212 761 05 12

más información  Taller de técnicas psicobiológicas para el manejo del estrés

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post