Los abrazos y caricias generan oxitocina que protegen nuestro corazón

Publicado en por Pablo A Canelones Barrios

http://www.agmagazine.com.ar/images/archivos/155.jpg

Pablo A Canelones B

La oxitocina se encuentra relacionada con el comportamiento amoroso, responsable de la sensación emocional placentera por la proximidad, el contacto físico y las caricias de la persona amada, forma parte de lo que llamamos la química que facilita la fascinación por nuestra pareja, además se activa en las mujeres durante el parto, facilitando el proceso de alumbramiento y en la etapa postparto tanto en el hombre como en la mujer cuando existe un sólido lazo afectivo y condiciona una serie de conductas complejas, entre ellas la vinculación con los bebes, el trato delicado hacia ellos, es decir el comportamiento maternal o paternal acorde con el contexto cultural. Además de estas funciones conocidas de filiación social y reproductiva; la oxitocina se ha identificado como una hormona cardiovascular, tal como se ha reportado su síntesis y rceptores en el tejido cardíaco y vascular.

Sobre estos antecedentes, las psicólogas e investigadoras: Karen M. Grewen PhD en Psicología Biológica,  y Kathleen C. Light del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, están desarrollando una línea de investigación dirigida a examinar los efectos de la filiación social y el estrés sobre el sistema endocrino, la actividad neural y cardiovascular, con especial atención a los mediadores biológicos potenciales. Han dedicado un interés especial a la “hormona del amor” la oxitocina, medida en sangre, orina y saliva, para explorar los mecanismos por los cuales las interacciones sociales positivas entre las parejas madre-hijo, padre-hijo y díadas padre-madre se traducen en respuestas fisiológicas que influyen en la salud a largo plazo.

 En un artículo publicado en julio de 2011, en Biological Psychology, para estudiar el efecto de la oxitocina en la activación de una respuesta "anti-estrés" que reduce la reactividad cardiovascular y neuroendocrina, trabajaron con 28 mujeres postparto, quienes naturalmente presentan altos niveles de oxitocina, que se midieron en sangre, al igual que la prolactina y la norepinefrina como marcador de la activación simpática, se sometieron a dos situaciones estresantes y se midieron las respuestas cardiovascular y hormonal. Los datos analizados apoyan un papel cardioprotector de la oxitocina, que puede influir positivamente en la magnitud y los determinantes hemodinámicos de las respuestas al estrés cardiovascular.

Las investigaciones en esta área parecen confirmar que el amor, materializado, en cercanía física, intercambio afectivo, caricias y proximidad piel a piel, que activa la producción de óptimos niveles de oxitocina, es el recurso más efectivo para el cuidado de nuestro corazón y el de nuestros seres queridos. 

Referencia en el siguiente enlace: link 

Otras notas de interés:

1.- La respuesta del cortisol al estrés mental podría predecir la hipertensión arterial.

2.-  LA VOZ DE NUESTROS FAMILIARES ES IGUAL QUE UN ABRAZO

3.-  Masajear a nuestros bebés les puede aumentar el peso corporal y la función inmune

4.-  CONSULTORIO PSICOLÓGICO

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post